marzo 28, 2008

Gemelos fantásticos.


Hace como dos domingos, estaba leyendo la sección de sociales del periódico, mientras veía las caras de nuestra hermosa sociedad regiomontana, llamó mi atención la fotografía de estudio, de unos niños gemelos, si mal no recuerdo se llamaban Marcelo y Patricio y tenían una cara de pingos, que ni siquiera pudieron ocultar, con todo y los esfuerzos, creo, de los fotógrafos de estudio que siempre tratan de que las fotos que están colgadas en las salas de las casas de nuestros padres, se vean de lo más “naturales”.
Como era domingo, y no tenía nada especial en que gastar mi no tan valioso tiempo, empecé a divagar bien cabrón, con eso del asunto de tener gemelos, y no por el hecho de que todos los gastos son al cuadrado, ni si los niños tienen traumas de adultos, porque los padres los vestían iguales, sino que más bien mis pensamientos se fueron más allá de lo vidente, enfocándose en el hecho de si verdaderamente los papás, cuando son idénticos, pueden reconocer a uno de otro, pues recién nacidos, casi todos los peques son iguales y deformes, es decir, ¿realmente pueden saber si uno es Juanito 1 o Juanito 2, cuando como señas particulares se tiene que uno tiene tres pelos más que el otro?. He escuchado que a veces los propios gemelos se cambian de papel para confundir a la gente, pero quien asegura que ellos no estaban confundidos por sus padres desde bebés y realmente uno es el otro, y entonces de cierto es que uno es el otro y el otro es uno, ¡y nadie lo sabe!. ¡Qué escándalo.!
Como ven, mi cuerpo en reposo y mi mente en reflexión me estaban extenuando, pero con todo y eso, no paró ahí, sino que todavía me vienen al pensamiento, así como flashazos, porque no me acuerdo del todo bien, las caricaturas de los “Gemelos fantásticos” que eran hermano y hermana, y como patiño, un chango idiota, aquéllos que al unir los poderes mágicos de sus anillos, se convertían en cosas por demás ridículas e inverosímiles, que por supuesto, se complementaban a más no poder, por decir, recuerdo vagamente un capítulo donde, quien sabe contra qué luchaban y al acto gritaron algo así como: “Poderes de los anillos de los gemelos fantásticos (todo eso)”, unen sus anillos y la hermana dice: ¡quiero ser una ola de hielo!, luego el hermano dice: ¡yo quiero ser una cubeta!, convirtiéndose en tal; luego de un lapso y de luchar contra no se qué, la hermana se derrite y ahí tienen al buenote del hermano conteniéndola en la tina; ¡eso sí que es complementarse!. Y fin salvan al mundo.
Caí en cuenta que tener un gemelo puede ser chido y no, pero también caí en cuenta que perder el tiempo en pensar todo lo anterior, es síntoma de que tengo mucho trabajo o tengo pedos. Como el no haberme dado cuenta hasta ayer, del hombre embarazado. ¡Zaz!, primero el aire nos lleva y ahora esto, si que se quiere acabar el mundo.

4 comentarios:

Nancy dijo...

Jajajaja Peri alguna vez unos tíos que son cuates que de chiquitos, en algún momento ( aún de bebés) sus papas les voltearon el nombre y resultó que Juanito 1 terminó siendo Juanito 2 y viceversa, los gemelos si se pueden reconocer de bebés, simpre hay uno que es un poco mas grande que el otro y además uno sale un poco mas tosquito que el otro :P, alguna vez al igual que tu me pregunté si me gustaría tener un hermano gemelo y la verdad es que no, si de por si ya tenemos bastantes broncas con la absorción de nuestra personalidad propia por cuestiones sociales y demás como que todavía para acabarla de fregar haya otra igual a mi, ps noooo jejeje, lo que yo me preguntaba era que si dos hermanas gemelas se casan con dos hermanos gemelos, sus niños se van a parecer un chorro también no? jijij ash bueno...

Recuerdo a los hermanos fantásticos y uno siempre de los siempre se convertía en algo formado de hielo y el otro... mmm no me acuerdo!!

Y ps lo del hombre embarazo es que le dieron su body shop por fuera, le hicieron su cambio de sexo pero le dejaron el motor femenino por dentro, así ps como?

Saludos Peri, espero que estés de lo mejor :)

Besos

Nancy

angello dijo...

fijate amiguita que mi abuela materna(en paz descanse) tuvo tres partos de gemelos, de los cuales murieron 5, solo sobrevivio uno, y como dices el que sobrevivio mi Tio Elias, no se llamaba así, es decir su gemelo muerto era el que se llamaba Elias, pero bueno cosas de la vida.

y si tambien me caian mal esas caricaturas de los gemelos Zan y Jaina.

saludos y buen fin de semana

leonenjaulado dijo...

A mí me gustaría tener uno :P

Mi hermana y yo nos parecemos bastante, y nos llevamos apenas dos años. A veces decimos que somos gemelos y nos creen.

Lo del hombre embarazado está genial xD. ¡Qué valiente!

La flaca dijo...

Yo conozco a un ex gemelo, es decir su hermano fallecio cuando era pequeño y quedo él solo, mas trauma, no?