julio 12, 2007

Senderos de Traición.

Fue por el año 1991, cuando los escuché por primera vez, llegaron a mis oídos casualmente, me encontraba terminando la secundaria y rápidamente los asocié con un chico que extrañamente, aunque no me gustaba ni físicamente ni interiormente, me atraía enormemente, a él, también le agradaban.
Como buena adolescente, contra lo que dictaban la costumbre y las reglas del decoro, me relacioné con dicho ente maligno que me llevaba un buen de años, quien a pesar de que me hizo sentir única en muchas ocasiones, también me causó una gran tristeza, al posicionarse como mi primer decepción amorosa, la cual, juntamente con mi inmadurez de quinceañera, me impulsaban a tirarme a un pozo, afortunadamente, nunca encontré el adecuado.
En ese entonces era una nena bien portada, que no fumaba y no sabía que las penas, con alcohol son menores, canalizaba mi frustración de Viviana (enamorada) mal correspondida, escuchando una y otra vez el mismo cassette: Senderos de Traición, de los Héroes del Silencio.
Conmigo era al contrario del común social, en vez de tratar de desligarme de las cosas que me relacionaban con él, ahí estaba emperrada, haciendo mi cara de enojo al empezar los acordes de “Entre dos tierras”, de desilusión con el “Maldito duende”, de te arrepentirás toda tu vida con “La carta”; cara de soy más maldita que tú, con “Malas intenciones”; pero, al sonar “Hechizo”, se me olvidaba todo y empezaba a disfrutar la rolas, rockeando y agarrando la escoba de guitarra. La verdad es que por mucho tiempo, el álbum en comento, me provocaba unas depresiones tremendas, pues inevitablemente, me hacía recordar lo que creo yo, fue mi primer enamoramiento.
Cabe mencionar, que también esa mala experiencia me trajo cosas buenas, como lo fue, el ponerle en claro al fulanito, lo que había perdido al dejarme ir, para su posterior arrepentimiento, el cual tempranamente aconteció, pero oh! sorpresa, a su regreso, el periquillo había cambiado de plumaje y con la mano en la cintura, se dio el lujo de despreciarlo.
De ahí surgió mi convicción de que a quien se porta mal con uno sin motivo, el tiempo se encarga de ponerlo en su lugar, y esa es la mejor venganza, pues sin mover un dedo, llegado el momento, uno tiene la satisfacción de afirmar con regocijo: “fiuuu, de la que me libré”!.
Al menos yo no me visualizo casada con un policía y con una hija de casi quince años.
Qué cosas!
Mientras tanto, con el paso de los años, aunque se suscitaron otras decepciones amorosas, ninguna marcó tanto mi vida como la primera.
Lo único bueno que me quedó de esto, fueron los mismos Héroes del Silencio, porque también, con el paso de los años, me clavé tanto en sus rolas, que simplemente con gusto las disfrutaba, terminando así, cualquier relación recuerdo-depresiva-amorosa.
Hoy precisamente, al escribir esto, escucho Senderos de Traición y me causaron risa todos los recuerdos que vinieron a mi mente, sobre todo, por como me azoté en su tiempo por esa experiencia.
Mi mayor satisfacción: voy a poder verlos de nuevo en su reencuentro.
Y tu no! Ja!


P.D. Que ardilla, vedá?
Poquis nomás.

10 comentarios:

Commendatore Alexander Strauffon dijo...

Admiro tu sinceridad, Peri. Y te agradezco el que compartas tales hechos. Bien sabes que coincidimos en tales experiencias de decepcion.

ORDINARIA CORDURA dijo...

Huy Peri!! la primera decepcion amorosa es la mas fuerte.. pero tambien es cierto lo que dices.. el tiempo.. el karma.. Dios o el Diablo se encargan de darles su merecido (o darnoslo.. el que obra mal....)

A mi tambien me gustan Los Heroes.. Bunbury es un Dios!

Nancy dijo...

Peri es cierto como relacionamos la música con etapas y en el momento pueden ser dolorosos sus acordes pero con el tiempo, tal vez eso es todo lo que queda, ayer compartía con un amigo la idea que planteas, que la vida misma se encarga de cobrar nuestras venganzas sin nosotras mover un dedo. Es mejor, la vida es a veces el enemigo mas cruel.

Sigue disfrutando de tu música, Los Heroes no son mucho de mi agrado pero esa de Entre dos Tierras si me gusta :)

Saludos.

Nancy

virginia dijo...

la musica hace ese efecto tan espeluznante en los recuerdos..al igual q los aromas, las comidas..pero sabes? yo creo q ese retroceso y con la mente pasados los años y la madurez se vive y se siente de otra forma..en su momento claro fue el fin del mundo..pero lo bueno es sentarse y reirse ironicamente y pensar o era demasiado para el o yo era muy tonta! pero aveces es mejor no guardar rencores o simplemente verlo como experiencias..
me gusto mucho! y mas ver q es lo q marco en tu vida..

abrazos! buen finde! q lo disfrutes..

εїз ..•·.·´¯`·.·• MAY GZZ•·.·´¯`·.·•..εїз... dijo...

cuando pasas por decepciones , la mejor manera de superarlo es escuchando musica, y ponerle ritmo a los sentimientos es lo mejor, la primera desecpcion es algo que marca tu vida para bien o para mal , a veces terminamos agradeciendo que haya pasado eso para saber como dices de la que te la libraste y disfutar y valorar lo que tenemos a poco no?
besos peri

Hugo dijo...

Peri Peri Ea Ea!!! La venganza es más que dulce, a disfrutarla aunque esté mal, que al cabo que tanto es tantito? =P Un abrazote...

Edgar dijo...

Ese maldito disco me gustaba sobremanera y de manera muy parecida a tí, acompañó una decepción amorosa, con una chava, que acabo tomandosé fotos porno y toda la cosa, jejejejeje.

Ahora detesto a los Héroes, están demasiado quemados

Saludos

Paulie dijo...

Que paso??? Como estás?? Siento lo de la ausencia pero me subleve contra el sistema y el sistema me gano jejeje.

Saludos!!! El blog esta abierto y actualizado

paztor dijo...

ardillaaaaaaaaaa, jaja no se crea...

Lorena dijo...

órale, pues de los héroes del silencio recuerdo poco, pero si, creo que eran buenos, intentaré escucharlos otra vez, para recordar, afortunadamente a mi no me traen tristes recuerdos, jeje...que padre que iras a verlos, y vivir nuevamente aquellas emociones, cuando uno se enamora del amor, mas que de la persona misma.
saludos!