febrero 08, 2007

Fin de semana de cine.

Después de haberme repuesto de una fuerte gripe, heme aquí de nuevo, tratando de tener una buena idea para escribir, pero no tengo ninguna, así que voy a enfocarme a cosas vanas, como suelo hacerlo.
El sábado fui al cine, unas amigas sugirieron la película de "Kilómetro 31", como no había nada más que ver, entramos y verdaderamente andaba yo muy negativa, en primera, por ser una cinta mexicana y en segunda, porque era de terror, se me hacía que no era muy buena mescolanza, sin embargo, quedé muy sorprendida, no es el películón del cual en Hollywood van a hacer el remake por lo buenísima, pero resultó muy entretenida, bien desarrollada y la neta que si me metió buenos sustos, además la historia obvio sucede en México y según lo señalaron al inicio de la película, es verídica (aunque yo creo que es 3% verdad y 97 % ficción), como sea me gustó y se las recomiendo, el meollo del asunto es que, en la carretera que lleva hacia el Desierto de los Leones, en el kilómetro 31 (claro), se aparece un fantasmilla, que le hace fechorías a los inocentes cristianos, veánla, no les contaré más, si desde que viste las películas "Hasta el viento tiene miedo", "Más negro que la noche" y "El libro de piedra", no te asustas con películas mexicanas, ésta problamente si te haga dar unos brinquitos del miedo. De los actores, escritores y director, no me acuerdo quienes son, porque no conocía a ninguno y eso que los han publicitado mucho en los medios, solo me acuerdo de la protagonista, se llama Iliana Fox y quien sabe quien será.
Así las cosas y, al día siguiente, de nuevo fui al cine, pero ahora con E., tocó ver "El Perfume", porque otra vez, no había mucho de donde escoger, así que la sugerí yo y, ya me arrepentía.
Llámenme inculta o como quieran, pero nunca me han gustado las películas de época, había leído rápidamente en el periódico que era una adaptación de un libro y que la cinta era igual de buena que éste, pero no me detuve en indagar quien era el autor, de que se trataba y quien era el director y actores de la película, luego, como entramos tarde a la sala, porque nos detuvimos a comprar sendas palomitas y refrescos light, ambas chucherías tamaño jumbo-más grande no habrá, nos perdimos los créditos de inicio, así que otra vez estuve en la ignorancia de quien dirigía y quienes actuaban, entonces mi desencanto se presentó en el momento en que a cuadro veo unos caballitos arrastrando un carruaje, lo primero que vino a mi mente fue, que hueva es de época!, pero como ya estábamos allí, miré a E. y me encogí de hombros, pues sabe como me hartan las películas de ese estilo. Empezábamos a atrangantarnos como puerquecitos con nuestras ricas palomitas y vemos en pantalla el nacimiento de un bebé en pleno mercado de pescados, el cual, nació con el sentido del olfato desarrollado peor que un perro, entonces se empieza a narrar en la historia su muy prodigioso don y todo lo que el infante distinguía con ese sentido, así que empezaron a aparecer imágenes de gusanos, carne podrida y no recuerdo que otras inmundicias, total que allí empezó E. a incomodarse pues nos encontrábamos engullendo también inmundicias, pero ricas.
Podría seguirles contando, pero todo se resume en algo muy corto: no nos gustó la película y aunque puedo entender el género fantasioso de algunas novelas, no pudimos más que atacarnos de la risa, cuando por fin el protagonista muy fumado de la historia, hace uso de su finísima creación, o sea, sí, del perfume que todo el mundo esperaba y la gente cae rendida a sus pies terminando por amarse unos a otros, sin distinguir sexo, profesión o credo, en comunal orgía y perdonándole la vida por sus múltiples fechorías, todo esto en plena plaza del pueblo. Ya me imagino a lo que olería el perfume en la persona del pendejillo ese, pues se la pasó sin bañarse toda su vida, a excepción de un día que se bañó con agua de lluvia.
Bueno, como les decía, pueden llamarme inculta o como les de su gana, pero pues no me gustó la película y todavía me tuve que chutar los remilgos de E. por mi pésima selección, cuando en cartelera había una película de acción muy buena que el quedamente insinúo ver.
Y así fue la historia de mi fin de semana en el cine.

Rola de hoy.

4 comentarios:

dijo...

Yo tambien vi KM 31. Coincido contigo. Me agrado mucho esa pelicula, muy bien hecha.

El Perfume no la he ido a ver. Tan mala impresion te dejo? No puedo imaginarlo siquiera. Nunca he leido a Suskind. Deberia hacer la prueba.

Pollux dijo...

Ea! Periquillo, chida la critica, la verdad yo voy al cine nomás por las palomitas y los pon-pons, me da igual si es una de los Hermanos Almada que si es la película mas pi-pirs-nice que este en cartelera, si de películas mexicanas de miedo se tratan me quedo con la de “El libro de piedra” que esa si me espanto mucho y me hizo tener pesadillas cuando niño.

Muchos saludos.

Mokotes dijo...

yo todavía no veo ni el laberinto del fauno, snif, por cierto esa canción no me gusta, ponga mejor una de las culturosillas que le gustan, saludos.

periquillo dijo...

Reverendo, Pollux Y mokotes, les mando un saludos, muchas gracias por darse la vuelta. Sorry Mokotes, ya pondré más rolas.