junio 07, 2007

Casos de la vida real.

El sábado pasado el perinovio y yo, vivimos una situación bastante estresante con los amigos.
Salimos de día de campo, todo pintaba para una agradable tarde, los chicos asando carne y las nenas sumidas en la plática, todo normal.
Mi amigo Nichito, al que hace alrededor de seis meses lo abandonó su amasia, fue invitado, pues guarda todo este tiempo sumido en la depresión, la pareja que nos acompañaba ya lo conocían y ciertamente les caía muy bien.
Pues resulta que el último en llegar fue precisamente Nicho, quien con cervezas en la mano y el ánimo de pasarla de lo mejor, se aplastó a un lado mío, iniciando casi un monólogo, al respecto de una queja que tenía sobre un amigo en común. En ese momento, ví cierto malestar en la pareja que nos acompañaba, sobre todo en la mujer, quienes se levantaron de la mesita en la que nos encontrábamos y se situaron a un lado del perinovio, quien se encontraba en el asador.
Nicho continuó con su monólogo, mientras yo lo escuchaba atentamente, la pareja se sienta nuevamente y nos integramos todos en otra plática, consistente en las restricciones que nuestras parejas imponen e imponemos a nuestras parejas, como no eructar delante de la gente, no masticar con la boca abierta cuando se come, etc. En eso el hombre de la pareja que nos acompañaba, suelta tremendo eructo, lo cual nos hace gracia a todos y mucho más a mi amiguito Nicho, el cual es irreverente por naturaleza y eructar y pedorrearse en cualquier sitio, es parte de su personalidad.
Nicho levanta la mano en señal de triunfo y le pide a nuestro otro amigo que choque la mano en calidad de celebración, aquí, su mujer estalla y le sorraja el contenido de su bebida, con todo y hielos, en la cara a Nicho, todos nos quedamos con cara de what! (a fuck) y Nicho le cuestiona sobre su procedencia, cuando la damisela, hecha una verdadera histérica, le grita que desde que llegó la ha estado agrediendo al llevarse con ella y que ya era tiempo de que la conociera encabronada.
Nicho, como todo un caballero se despide, ofreciendo una disculpa a todos en particular. Nuestro amigo, pareja de la histérica, trata de calmarla y también nos ofrece una disculpa a todos.
Seguimos con cara de what! (a fuck) y caemos en cuenta que Nicho no le faltó al respeto en ningún momento, pues desde que llegó se enfrascó en su monólogo dirigido a su servidora.
El meollo del asunto estriba en algo muy sencillo: a la dichosa histérica, le gusta mi amigo Nichito (con todo y que está matrimoniada desde hace como diez años), cosa que por supuesto Nicho desconoce y que nuca le diremos, porqué?. Porqué el esposo de la mujer nos lo pidió y fue él mismo, el que nos puso al tanto de todo, con la cara cayéndosele de vergüenza. La realidad es que se puso celosa de mí, porque Nichito llegó platicándome sus penas.
Esa noche, el perinovio en son de broma, sin yo haberla captado hasta el final, me pregunta: - Cómo se llama tu amiga? Le respondo: - Fulanita de Tal. Me dice: - No será Fulanita Francisca de Tal? Por aquello de panchosa. Nos atacamos de la risa.
Y así pasó el caso de la vida real.

7 comentarios:

Nancy dijo...

Uy Periquillo que onda con la histérica? y pobre de tu amigo Nichito, que aparte de lidiar con el abandono de su amasia ahora también con las groserías de una loca, sabes? a mi no me gustan mucho las reuniones de parejas porque siempre uno de los dos ( en una pareja) no esta adaptado al resto de los amigos, y siempre pasa que a una no le caen bien el resto y el pobre amigo en cuestión termina pasando ratos incómodos, pero que onda con la loca esa se voló la barda, ahora en la próxima reunión quien es quien no va a ir, la loca o Nichito?
Te mando un abrazo

Nancy

Commendatore Alexander Strauffon dijo...

Buen relato. Ja, que risa con la esposa loca. Apenas estaba leyendo sobre su conducta y si vieras que me recordó a alguien que merodea por aquí por la 'interné'...

Saludos, peri.

Mokotes dijo...

"Periquilla casos de la vida real" presenta:

Amor Histérico

Con la participación de:
- Nicho el pedorro quejon.
- Francisca "la histe" de Tal.
- El marido de la anterior.
- El cocinero, interpretado por el periboyfriend.
Y la actuación estelar de Periquilla "periquillo" valVerde

Usted se avento el guión (capto mi atención desde el inicio), y ahí le dejo mi aporte con los creditos, cuidado Iñarritu y Arriaga, que ahí viene el Periquillo y el Mokotes, con guiones frescos.

Muchos saludos, y como siempre un gusto leerla.

La flaca dijo...

Uff!!... no sabe el peso que me ha quitado de encima comadre, yo pense que solo mis amigos estaban un tanto locos, chiflados y pendejos, ahora que lo sé, por que no nos juntamos todos a ver que sale, jajajajajaaja....

periquillo dijo...

Uy Nancy, de un tiempo acá, me super cagan las reuniones de parejas, como dices, siempre hay alguna molestia por parte de los presentes, además, me ha tocado que, cuando son invitados y les indicas que se trata de cooperar todos en comida y bebida, siempre tiene n un pero, en cambio, si anuncias que es free, de a montones caen. Definitivamente tendremos que prescindir de la histérica. Nicho se queda.

Alex: Que bueno que te gustó el relato.

Mokotes: Me hizo reir mucho tu comentario, muchas gracias por darte la vuelta, se te estima!

Flaca: No, no, no, como te decía en tu blog, esto de las amistades, es un tremendo lío!

Saludos periquillescos!

εїз ..•·.·´¯`·.·• MAY GZZ•·.·´¯`·.·•..εїз... dijo...

que maaaaaal pues esa si que se la baño.. pero ya viendolo del lado sentimental , que triste que tu gran amor como dicen el amor de tu vida ..pues ni en cuenta con tu vida.. como dije?jajaja saludos peri!

Lorena dijo...

que oso,, pero que oso!!!, y peor la del chavo que tuvo que reconocer que la amasia estaba enamorada del nicho, jeje, nunca dejo de sorprenderme con estas cosas, en fin,, pues mejor que el nicho ni se entere, para que?? y la loca esa, pos pobre, ahora si que en el pecado lleva la penitencia, jeje
saludos